Mnemotecnia.es
Menú
Web para la difusión del arte de la memoria en español
Mnemotecnia.es
Web para la difusión del arte de la memoria en español
La pastilla verde
InicioLa pastilla verde ▸ Sinestesia (II) - Un caso particular
Sinestesia (II) - Un caso particular

CATEGORÍA:  AventurasPsicología

ETIQUETAS:  Cervantescolormartenúmerossinestesia

 21/12/2020

 21/12/2020

Sinestesia (II)

Recuerdo que siendo niño un día me sorprendió mucho ver que el libro de ciencias describía marte como el planeta rojo. Aquello, sin duda, debía ser un error. Mi mente infantil atribuía a cada planeta un color y a marte le correspondía el verde, nada de rojo (vamos, ¿rojo?, ni por lo más remoto). Véase la entrada sobre sinestesia.

Pero una tarde la profesora explicó que marte se llamaba el planeta rojo porque no se qué elemento presente en la superficie otorgaba al planeta un tono rojizo...

Aquello significaba que el error no estaba en el libro, sino en mi colorista intuición: que marte fuera rojo descuadraba toda mi escala de colores planetarios y ya no podía estar seguro, habiéndome equivocado en un color, que no estuviera equivocado también con los demás.

Y así fue como toda aquella imaginaria relación planeta/color se deshizo cual azucarillo en el agua (a día de hoy no tengo ni la mas remota idea de qué colores atribuía a cada planeta).

Sin embargo...

Sin embargo, ningún profesor me corrigió jamás sobre los colores de los números. Porque, en efecto, también tenía una intuición respecto a qué color correspondía a cada número.

En este tema quiso la fortuna que nunca tropezara con una realidad que me hiciese dudar de la relación número/color intuida en mi niñez, y por ese motivo todavía la tengo presente hoy con diáfana claridad.

Por simple curiosidad, reproduzco esa relación:

1blanco
2rojo
3verde
4marrón
5amarillo
6azul celeste o cian
7violeta o morado
8naranja
9azul marino
0gris

Cuando muchos años después descubrí la mnemotecnia tener estas equivalencias me fueron —y aún me son— de gran ayuda a la hora de memorizar algunas cantidades.

Un caso concreto, que me ha llevado a escribir estas líneas, ocurrió hace unos días cuando leyendo un artículo el autor mencionaba los cinco años que pasó Cervantes cautivo en Argel. Cinco años...

Instintivamente pensé en un Cervantes amarillento debido a una hepatitis; el carcelero que lo ve entra en pánico, «éste nos contagia a todos, mejor que vuelva a Castilla y que enfermen los cristianos». Es decir, Cervantes estuvo preso hasta que un día lo encontraron amarillento... (amarillo = 5; cinco años preso).

Esta es una mnemotecnia muy personal, por supuesto, pero es que la mnemotecnia siempre es muy personal, pues se apoya en las experiencias o conocimientos de cada cual. Los vestigios de una particular sinestesia grafema-color a mí me resulta muy útil, pero cualquier otra persona tendrá que recurrir a otros medios.

Por eso a veces resulta realmente complicado dar una respuesta cuando alguien pregunta «¿Cuál es la mejor forma de memorizar esto o aquello?». ¡Uf! Al final, acabas diciendo: «Pues depende de ti, ¿qué singularidades pueblan tu mente?».

¡COMPARTE!

facebook   twitter   pinterest

ENVÍA TU COMENTARIO




 He leído y acepto la Política de privacidad.

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Ben system
El experimento con buzos
¿Por qué?

ÚLTIMOS COMENTARIOS

FEED RSS