Mnemotecnia.es
Menú
Web para la difusión del arte de la memoria en español
Mnemotecnia.es
Web para la difusión del arte de la memoria en español
La pastilla verde
InicioLa pastilla verde ▸ Diagrama numérico
Diagrama numérico

CATEGORÍA:  ConsejosHistoria

ETIQUETAS:  diagramadibujonúmerostrazo

 30/8/2022

 30/8/2022

CATEGORÍA

Consejos Historia

dn_tabla

Casi nadie lo sabe, pero cuando desbloquean su teléfono o smartphone dibujando un trazo sobre los puntos que aparecen en pantalla, en realidad están utilizando un viejo sistema mnemotécnico conocido en su día —mucho antes de que se inventaran los teléfonos— como diagrama numérico.

Este sistema parte de la idea de que a veces resulta más fácil recordar la forma de un trazo que no unos números, por tanto, vamos a imaginar una cuadrícula con los números del 1 al 9 y, en lugar de memorizar determinada cifra, memorizar la figura resultante de trazar unas líneas a través de los números de dicha cifra.

La cuadrícula con los número sería esta:

tabla
Tabla base con posiciones de los números.

De este modo, por ejemplo, para acordarme de la cifra 3547, bastaría en realidad con recordar de este trazo:

3547
3547

Recordando el dibujo, anoto los números por donde transcurre y obtengo la cifra: 3547.

Este sistema funciona bastante bien cuando se trata de valores no muy elevados, de pocos dígitos, como los números de la matrícula del coche, un año, el PIN del teléfono o tarjeta de crédito, etc.

Por ejemplo, la llegada de Colón a América en 1492:

1492
1492

Ahora bien, la cosa tiene su punto de dificultad, pues el trazo de ciertas cifras puede ser problemático. Por eso existen unas normas que conviene conocer.

Por ejemplo, observa esta figura:

59

¿Esto representa el 59 o el 95?

Para evitar este problema está la norma de que, cuando se trata de dos dígitos, se traza una línea recta si se va del número pequeño al grande, y una línea curva si se va del grande al pequeño. Es decir:

59
59
95
95

Cuando hay más de dos dígitos, el último trazo se dibuja con una curva, de modo que pueda distinguirse qué extremo es el principio y cuál el final. En el ejemplo de Colón que veíamos antes, en realidad el trazo sería así (para no confundirlo con 2941):

1492
1492
2941
2941

Otros posibles problemas.

¿Cómo distinguir el 468 del 4568? Quebrando o rompiendo la línea a su paso por el cinco:

468
468
4568
4568

La revolución francesa, que se inicia en 1789, sería así:

1789
1789

¿Y si el mismo número aparece dos veces seguidas? Se marca con una pequeña cruz o línea transversal:

4556
4556
666
666

Por ejemplo, Napoleón se proclama cónsul de la primera república en 1799:

1799
1799

¿Y qué pasa con el número cero?

Se dibuja un pequeño circulo en la posición del trazo donde aparece. Por ejemplo, Cervantes publica el Quijote en 1605:

1605
1605

La invasión de Irak en la segunda guerra del golfo en 2003:

2003
2003

Si la cifra empieza por cero, el circulo va al inicio del trazo, si termina en cero, al final:

056
056
560
560

¿Y si hay decimales? Pues se dibuja la coma junto al puesto del primer decimal:

314
314
3,14
3,14
31,4
31,4

A pesar de estas soluciones, la cosa no siempre es fácil. Por ejemplo, intenta realizar el trazo para estas cifras de forma clara y sin lugar a confusiones: 055, 505, 550 (los valientes que lo intenten con esto: 5500,50).

Estos problemas restan atractivo al sistema, que ofrece una buena solución, pero no para todas las cifras.

También existe otro peligro. Esto me ocurrió con la primera tarjeta de crédito que me dieron en el banco. El número PIN lo tenía memorizado siguiendo el dibujo de una letra sobre el teclado, de modo que para operar con el cajero automático simplemente pulsaba las teclas que dibujaban dicha letra y listo. Pero un día fui a un cajero donde el teclado numérico estaba dispuesto de forma distinta (observa que unas veces el 1 está arriba a la izquierda, pero en las calculadoras está abajo), y me lié de tal manera intentando dibujar la letra al inverso o al revés que no fui capaz de acertar con el número correcto (me bloquearon la tarjeta después de tres intentos fallidos). Sí, ya lo sé, hubiera bastado con imaginar el teclado original y anotar los números en el orden correcto, pero es que acostumbrado a trazar la letra no me había fijado en el teclado y no conocía la disposición original de los números...

¡COMPARTE!

facebook   twitter   pinterest

ENVÍA TU COMENTARIO




 He leído y acepto la Política de privacidad.

TAMBIÉN TE GUSTARÁ

Escaparates
Absurdo
Rhetorica ad Herennium

ÚLTIMOS COMENTARIOS

FEED RSS